Productos de salud natural: Suplementos, Salud De La Mujer

Nature’s Way, Soy Isoflavones, Standardized, 60 Veg Capsules: Salud De La Mujer, Suplementos

Nature's Way, Soy Isoflavones, Standardized, 60 Veg Capsules Para que sirve

$11,00

Ir a la tienda >>

Producto: Nature’s Way, Soy Isoflavones, Standardized, 60 Veg Capsules
Cantidad: 60 Count, 0.05 kg, 10.7 x 5.1 x 5.1 cm
Categorias: Español, Salud De La Mujer, Suplementos, Identificación Auténtica Certificada De Tru, Sin Gluten, Vegetariana, Nature’s Way, Supplements, Women’s Health, Certified Authentic Tru Id, Gluten Free, Vegetarian, Womens Health, Para que sirve?

Producto relacionado:
Swisse, Ultiboost, Grape Seed, 14,250 mg, 300 Tablets: Extracto De Semilla De Uva, Antioxidantes

Extracto premium, 40% de isoflavonas, Suplemento dietético, Tru-ID auténtico certificado, libre de gluten, vegetariano, alivio de la perimenopausia con fitoestrógenos de isoflavona de soja, nuestras isoflavonas de soja estandarizadas se prueban y producen cuidadosamente estándares de calidad superiores.

Estaba mirando este suplemento de doterra como una alternativa natural. Mayo clinic ofrece citas en arizona, florida y minnesota y en las ubicaciones del sistema de salud de mayo clinic. El perfil de seguridad de las isoflavonas combinado con su beneficio para la salud en general las convierte en una opción de tratamiento convincente para las mujeres posmenopáusicas que no desean o no pueden tomar la terapia de reemplazo hormonal. En un estudio doble ciego de 24 meses en 389 mujeres posmenopáusicas con pérdida ósea leve, el uso de genisteína a una dosis de 54 mg diarios mejoró significativamente la densidad ósea en comparación con el placebo. Efectos de la proteína de soja y las isoflavonas de soja sobre la función tiroidea en adultos sanos y pacientes hipotiroideos: una revisión de la literatura relevante. Además, en un reciente ensayo aleatorizado, controlado con placebo, la suplementación con isoflavona de soja (50 Mg / día durante un año) tampoco logró afectar la densidad de los senos en mujeres (edades, 30 a 75 años) con cáncer de seno. La mayor preocupación en torno a los suplementos de cohosh negro es que ha habido varios informes de lesión hepática grave.

Salud De La Mujer, Suplementos

Un estudio reciente en mujeres posmenopáusicas y productoras de equol de China no mostró beneficios de la suplementación diaria con soja harina (40 G) o daidzeína (63 Mg) durante seis meses en la frecuencia o gravedad de los síntomas menopáusicos. La cuestión de los beneficios o riesgos para la salud de la soya se ha agudizado a medida que aumenta el consumo de soya y productos de soya, particularmente entre las mujeres que buscan un sustituto de la terapia hormonal. Debido a esto, una teoría popular es que la exposición temprana a la soja puede ser lo que protege a las mujeres del cáncer de seno. Encontramos una relación inversa estadísticamente significativa con la paridad en todas las mujeres, pero no en las mujeres parous. Efectos del suplemento a base de soja rico en isoflavones sobre la función cognitiva en mujeres posmenopáusicas. Resumimos evidencia que muestra que las isoflavonas dietéticas o suplementarias ejercen efectos protectores sobre la salud de humanos y animales. A pesar de los muchos beneficios para la salud de humanos y animales, la aplicación de isoflavonas sigue siendo controvertida debido a sus propiedades antiestrogénicas. Un estudio aleatorio doble ciego asignó a 99 mujeres premenopáusicas a 136,6 mg de isoflavonas (como equivalentes de aglicona) y 98 a placebo durante 5 días por semana durante hasta 2 años.

Producto relacionado:
Now Foods, Sports, Pea Protein, Natural Unflavored, 12 oz (340 g): Proteína De Guisante, Proteína A Base De Plantas

Salud De La Mujer, Suplementos: Nature’s Way Women’s Health

El Las principales afirmaciones hechas para los suplementos de fitoestrógenos son la reducción de los síntomas de la menopausia, la promoción de la salud cardiovascular, la promoción de la salud ósea y el aumento de la salud de los senos. Algunos ensayos encontraron que la suplementación con productos de soya, proteínas dietéticas de soya o isoflavonas de soya podría reducir o retrasar el aumento de la concentración sérica de psa en hombres con cáncer de próstata localizado antes de la terapia (48-50), así como en aquellos con psa bioquímico recurrencia después de radioterapia y / o prostatectomía (51-53). Como medida secundaria, los investigadores también analizaron la elasticidad de la piel y encontraron una mejora en las mujeres que recibieron las isoflavonas en comparación con las que recibieron placebo. Sin embargo, su trabajo ha sido criticado porque usó ratones cuyos ovarios fueron extirpados y, por lo tanto, casi no tenía estrógenos, incluso menos que una mujer posmenopáusica. Sin embargo, la relación más fuerte entre la ingesta de isoflavonas y la proporción que informan que son nulíparas o que nunca han estado embarazadas en mujeres que tuvieron problemas para quedar embarazadas sugiere un impacto biológico de las isoflavonas. Las isoflavonas parecen ejercer algunos beneficios para la salud menopáusica. Después de la detección, las mujeres comenzaron un período de preinclusión de 2 semanas con documentación de sofocos en un diario.

Cl realizó pruebas de suplementos de menopausia para determinar exactamente qué contenía cada uno. También tomó un suplemento que contenía 55 miligramos de isoflavonas, una forma purificada del fitoestrógeno en la soya. Todos los sujetos estaban sanos sobre la base de la historia clínica, así como las investigaciones físicas y bioquímicas. Si bien algunos expertos han expresado el temor de que las isoflavonas de soja puedan interferir con la acción de los anticonceptivos orales, un estudio de 36 mujeres encontró resultados tranquilizadores. Sin embargo, queda por dilucidar si la suplementación con isoflavonas de soja podría ser de algún beneficio para las mujeres perimenopáusicas / posmenopáusicas tempranas antes de la pérdida aguda de estrógenos o para las mujeres posmenopáusicas mayores con osteoporosis establecida. Hecho con optisoy, un suplemento de menopausia de soja optimizado para mujeres sanas con extracto de soja funciona gracias a optisoy, una fórmula única de extracto de soja que ha sido específicamente diseñada para las necesidades de las mujeres menopáusicas. Antes de poder hacer recomendaciones sobre los suplementos de fitoestrógenos de manera segura, debemos tener más información sobre los efectos de los extractos en la salud ósea, cardíaca y mamaria.

Hubo 370 casos de cáncer de pulmón, y 340 de estos fueron en mujeres que nunca habían fumado. Esta revisión sistemática tiene como objetivo resumir la literatura actual sobre los suplementos de isoflavona, centrándose en los ingredientes activos daidzeína, genisteína y s-equol, y proporcionar un marco para guiar la investigación futura. ¿Hay beneficios para la salud al comer soya? La preocupación por los posibles efectos adversos de la terapia de reemplazo hormonal (123, 124) ha llevado a un mayor interés en el uso de suplementos de fitoestrógenos en el tratamiento de los síntomas de la menopausia. El estudio 2 incluyó a 200 mujeres sanas dentro de los 2 años posteriores al inicio de la menopausia que fueron reclutadas para evaluar el impacto de las altas dosis de isoflavonas de soja en los marcadores de recambio óseo (Figura 2b). Además, los estudios japoneses se realizaron en mujeres que habían comido soja desde que eran bebés. Conflicto de recursos y cooperación entre el huésped humano y la microbiota intestinal: implicaciones para la nutrición y la salud.

Producto relacionado:
Nature's Bounty, Saw Palmetto, 450 mg, 250 Capsules: Próstata, Salud Masculina

Nature’s Way Salud de la Mujer

Aunque biochanin a, 5-ome-genistein, 7-ome-genisteína, irisolidona y formononetina inducen ligeramente la transcripción con su p, actúan como antagonistas en la inducción de la transcripción por 17 beta-estradiol. El análisis de subgrupos evaluó los efectos para el tratamiento transdérmico y oral y para mujeres diabéticas y no diabéticas. Cada sujeto completó un registro dietético tridimensional y recibió un chequeo de salud, que incluyó muestras de orina y sangre para análisis bioquímicos. Concluimos que en los estudios epidemiológicos, las mediciones de la concentración plasmática o la excreción urinaria de estas isoflavonas son biomarcadores útiles de la ingesta alimentaria e importantes para los estudios sobre su relación con la salud humana. Este producto puede interactuar negativamente con ciertas condiciones médicas y de salud, otros medicamentos recetados y de venta libre, alimentos u otros suplementos dietéticos. Pero la efectividad de la soya para aliviar los síntomas de la menopausia, o para mejorar la salud de cualquier manera, no está probada. Según la sociedad estadounidense del cáncer, las mujeres con cáncer de seno con receptor de estrógeno positivo no deben tomar suplementos de isoflavona, aunque los alimentos de soya se consideran saludables y seguros. La prueba de pureza y potencia de Swanson Health comienza con nuestro abastecimiento de ingredientes, continúa a través de la fabricación y va más allá cuando un producto llega al estante. Por ejemplo, debido a que el estrógeno puede estimular las células de cáncer de seno, existen preocupaciones teóricas de que las isoflavonas pueden no ser seguras para las mujeres que ya han tenido cáncer de seno.

Sin embargo, un metaanálisis reciente de 10 ensayos controlados aleatorios encontraron una mejora significativa en el resumen conjunto de pruebas de función cognitiva en mujeres posmenopáusicas sanas suplementadas con 60 a 160 mg / día de isoflavonas de soja durante 6 a 30 meses. Sin embargo, los nombres también señalaron una pobre comparabilidad entre estudios, especialmente con respecto a los alimentos naturales y los suplementos que contienen isoflavonas. Se ha sugerido que el consumo elevado de isoflavonas de los alimentos de soya en los países asiáticos (rango promedio, 25 a 50 mg / día) contribuye a reducir el riesgo de cáncer de seno; Por el contrario, la incidencia de cáncer de mama sigue siendo elevada en Europa, América del Norte y Australia / Nueva Zelanda, donde la ingesta promedio de isoflavona en mujeres no asiáticas es generalmente inferior a 2 mg / día. Conclusiones: Hrt reduce la obesidad abdominal, resistencia a la insulina, diabetes de nueva aparición, lípidos, presión arterial, moléculas de adhesión y factores procoagulantes en mujeres sin diabetes y reduce la resistencia a la insulina y la glucosa en ayunas en mujeres con diabetes. En este análisis de 16 estudios, los autores estimaron que la suplementación con isoflavonas de soja requería 48 semanas de tratamiento, en comparación con solo 12 semanas para el estradiol, a fin de lograr cerca del 80% de su efecto máximo. Los consumidores deben tener en cuenta que hay poca supervisión independiente de las etiquetas de los suplementos, por lo que los ingredientes y las cantidades enumeradas no son necesariamente precisas. Salud de la mujer: ¿son efectivos los suplementos para la menopausia?

Ha habido un gran interés en la posibilidad de que los fitoestrógenos en la dieta sean una alternativa a la terapia hormonal posmenopáusica debido a las preocupaciones sobre los efectos secundarios y la salud a largo plazo. consecuencias que evitan que muchas mujeres utilicen la terapia hormonal para mejorar las molestias y aumentar el riesgo de enfermedad asociado con la transición menopáusica. Por el contrario, un metaanálisis de 12 ensayos controlados con placebo en mujeres caucásicas posmenopáusicas no encontró ningún efecto de la suplementación con isoflavona de soja (rango de dosis, 52 a 120 mg / día) durante seis meses a tres años en la columna vertebral lumbar. El mercado de suplementos dietéticos botánicos en los Estados Unidos ha crecido rápidamente durante los últimos 15 años. 44 Se observó una disminución de la grasa abdominal y la grasa general en un ensayo clínico aleatorizado entre mujeres obesas posmenopáusicas blancas y negras con suplementos de soja.Estos ensayos no son apropiados, por lo tanto, para ayudar a informar la política de salud pública, que es para una reducción más modesta en la ingesta de sal, es decir, de una ingesta habitual de aproximadamente 10 a aproximadamente 5 g de sal por día durante un período más prolongado de hora. De particular preocupación es el uso de soja entre las mujeres que reciben terapia antiestrógeno. Ya sea que los recomiende un médico, una enfermera practicante, un naturópata o el cajero de la tienda de alimentos saludables, las mujeres deben ser escépticas sobre los productos que afirman que prolongarán la vida, revertirán el envejecimiento, restaurarán la juventud o evitarán enfermedades sin causar ningún efecto adverso.

El cohosh negro, el trébol rojo, la baya del árbol casto, el dong quai, la onagra, el ginkgo, el ginseng y el regaliz se encuentran entre las hierbas más populares para las mujeres que experimentan problemas con la menopausia. Los aislados de proteína de soja, a menudo utilizados para aumentar la nutrición en batidos de proteínas y en suplementos menopáusicos, también son, en general, formas de frankensoy. 14 Un estudio aleatorizado y controlado de 12 meses no encontró diferencias significativas en la densidad mamaria en mujeres posmenopáusicas que recibieron un suplemento diario que contenía 60 mg de isoflavonas de soja en comparación con el grupo control. La ingesta de soja se relaciona con síntomas menopáusicos, lípidos séricos y densidad mineral ósea en mujeres japonesas posmenopáusicas. La suplementación con ISP no redujo significativamente la progresión de la aterosclerosis subclínica en mujeres posmenopáusicas. También son preocupantes dos estudios en humanos realizados en mujeres que consumen aislado de proteína de soja que sugieren efectos estrogénicos débiles en el seno (69, 70). En 1 informe, el uso de fórmula de soya suplementada con fibra redujo la duración de la diarrea en 44 lactantes. En el grupo de la soya, una mujer interrumpió el tratamiento por falta de eficacia, una tuvo que finalizar debido a un viaje y cinco no indicaron una razón específica. Casi 50 años después, continuamos innovando vitaminas y suplementos respaldados por la ciencia, brindando soluciones de bienestar que ayudan a las personas a vivir simplemente más saludables juntas y a encontrar vitalidad a cualquier edad.

Hasta la seguridad con respeto para establecer el cáncer de seno, no se deben recomendar suplementos de fitoestrógenos, particularmente para mujeres con alto riesgo de cáncer de seno. Aunque las dietas ricas en soya o productos que contienen soja parecen seguras y potencialmente beneficiosas, aún no se conoce la seguridad a largo plazo de dosis suplementarias muy altas de isoflavonas de soja. Los sujetos eran 115 mujeres voluntarias, de entre 29 y 78 años, que vivían en la parte norte de Japón. 66 Faltan estudios que evalúen las reducciones en las tasas de fracturas en mujeres con osteoporosis. Los sofocos ocurren en el 75% de las mujeres menopáusicas y afectan la calidad de vida. En resumen, los datos clínicos y epidemiológicos indican que agregar alimentos de soya a la dieta puede contribuir a la salud de las mujeres posmenopáusicas. Soy una mujer de 69 años que descubrió que tomar dos de estas pestañas de suplemento para la menopausia saludable, que compré en Amazon, thoughtsofsheryl.blog dice que cinco de los siete días fortalece mi sentido de concentración y generalmente tiende a hacerme sentir mucho menos deprimida y más comprometido. Legumbres y soja: descripción general de sus perfiles nutricionales y efectos sobre la salud. Además, la depresión st en el ecg, la intolerancia a la glucosa y el tabaquismo en los hombres y la hipertrofia ventricular izquierda en el ecg y el índice de masa corporal en las mujeres siguieron siendo factores de riesgo significativos para el infarto lacunar. Sin embargo, un estudio bastante grande (365 participantes) y a largo plazo (5 años) encontró estimulación uterina en el 3,37% de las mujeres con isoflavonas y el 0% de las que recibieron placebo. ¡Tomé este suplemento durante mi menopausia y sin sudores nocturnos!

Objetivo: cuantificar los efectos de la terapia de reemplazo hormonal (Hrt) en los componentes del síndrome metabólico en mujeres posmenopáusicas.